domingo, 11 de noviembre de 2018

Revolución pacífica pero armada.


Revolución pacífica pero armada, son las palabras, la amenaza más usadas por los voceros oficialistas, ejemplo de esto son zurdakonducta (de corte juvenil), la recalcitrante Hojilla de Mario Silva, quien en un país con verdaderas instituciones libres debiera estar preso por incitación al odio, esta amenaza constante sobre la población que difiere o critica las políticas en Venezuela, ha tenido nefastas consecuencias sobre el acontecer diario de la nuestra golpeada nación del Caribe, aupando la violencia  y buscando la autocensura de quienes critican y proponen salidas que lleven a la mejor Venezuela.

Los antiguos círculos bolivarianos, hoy llamados colectivos, han sido propiciados y patrocinados desde el ejecutivo, armándoles, protegiéndoles  y pagándoles, estos han arremetido en múltiples ocasiones sobre las protestas pacificas bien justificadas contra el régimen que desgobierna a Venezuela. Estas fuerzas paramilitares fueron creadas como suerte de fuerza pretoriana a las órdenes de los capos del régimen. Cuando vemos las noticias de los enfrentamientos entre fuerzas del orden público y antisociales en muchas ocasiones se hallan armas de guerra, lo que nos hace preguntar ¿de dónde salen?, pues sencillo, son las mismas armas que el ejecutivo ordeno entregar a esos círculos para su protección, lo que sucede es que el gobierno dio armamento y dinero a todo aquel que le ofrecía lealtad, ahora un gobierno quebrado económicamente, no les paga o les paga poco y les dejo las armas y las consecuencias saltan a la vista, hampa organizada y mejor armada que la policía.

Humanistas para fuera, para dentro otra cosa.

Somos muchos los que hemos visto con horror la estampida de nuestro pueblo atreves de las fronteras y el actuar cínico del gobierno al desconocer esta realidad como otras y para más el querer dar lecciones de moral al pedir al presidente de EEUU que le de refugio a la caravana que partió desde centro América  hacia los estados unidos de norte América, lo que si se demuestra con este penoso hecho es que una vez más queda demostrado las enormes mentiras del régimen de Maduro, esta caravana si Venezuela fuera el país de las maravillas que dicen estos, fueran al sur y no al norte como van, en otra época quizás hubiese sido así pero la realidad es la que es…
Esta penosa realidad puede cambiar en el momento en que tu lo quieras…¿Cómo?,

¡Que hable la calle! sin miedo.

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario