lunes, 22 de octubre de 2018

El lado equivocado del cielo.


A Venezuela sin duda alguna la revolución bolivariana la ha convertido en una especie de sin razón, de estado fallido, pero si juzgamos por las declaraciones de los voceros del régimen, el país es prácticamente la versión del cielo en la tierra, cosa tan diferente a la realidad, pero la apreciación de aquellos que se empeñan en defenderles ocultando gran parte de la realidad, es que se está en el lado equivocado del cielo.

Hoy casi una decena de países se han sumado o hecho parte de las denuncias que pesan sobre Nicolás Maduro y sus secuaces en la Corte penal Internacional por los crímenes de lesa humanidad que han cometido entre los cuales podemos mencionar: la tortura, persecución política, asesinatos y los que suicidan entre otros.

Pero en el caso de la tortura tiene variantes y algunas incluso pasan por desapercibidas, es que acaso el sufrimiento que padecen familiares de enfermos por encontrar (si es que encuentran) medicinas para sus tratamientos, poder comprar alimentos con la miseria del sueldo que se come día tras día la hiperinflación o el simple hecho de buscar momentos de esparcimiento o entretenimiento para escapar de la triste realidad se hace imposible por la delincuencia, todo esto no es una tortura.

La revolución bolivariana llevada a cabo desde el inicio por corruptos, narcotraficantes, ladrones y demás escorias sociales que solo buscaban y buscan su beneficio individual no ha colocado a nuestra nación en el lado equivocado del cielo, sino en el lado correcto del infierno.

Ante esta situación, solo la rebeldía de TODOS los factores en el país, políticos, sociales, gremiales, populares, militares, en fin toda la nación UNIDOS y al unisonó en protesta podemos echar a todos estos nefastos del poder para que la justicia se encargue de ellos y empezar de este modo la reconstrucción del país para una mejor Venezuela, la del progreso y la decencia.

Solo la insurgencia puede lograr el cambio y a fin de cuentas que más podemos p
erder si ya nos han robado todo.

¡Que hable la calle!.

Fuerza y fe.
Maximo Díaz-Estébanez.
@DiazEstebanez



No hay comentarios:

Publicar un comentario