domingo, 26 de agosto de 2018

El Soberano… Desastre.


Hace poco más de una semana el desgobierno que rige el destino de los tan maltratados venezolanos anuncio la panacea, la solución total a su imaginaria guerra económica, nuevamente la reconversión monetaria, como lo han dicho ya los expertos en el tema, esto es realmente la estocada final sobre todo al pequeño empresario, al comercio, en fin otra puñalada más al ciudadano.

Ya comienza a notarse que la solución ofrecida no es tal, todo lo contrario ahora como dirían en el llano “tomen sus alpargatas que lo que viene es joropo”. El régimen de Nicolás y su combo, como es lo normal no admiten su carencia de ideas constructivas (destructivas las tienen de sobra) y aplicaron algo que a vivas voces se sabían las consecuencias, pero entonces ¿Por qué las aplicaron? ¿Para ganar tiempo? ¿Reconocer el valor real del Dolar?, realmente la utilidad de esta sin razón, es el uso del último elemento de control al ciudadano… el Carnet de la Patria.

Con este carnet, como instrumento de control se pretende llevar al individuo a la sumisión total, canalizando en el carnet todo el movimiento económico (dinero), además de darle la información de por ejemplo cuanto cobras, quien te paga y cuando. Entubar todo a través de dicha  tarjeta es vital para lograr el control definitivo de las personas, a las pruebas me remito para quienes duden de esto, subsidio a la gasolina, pago de pensiones, pago de sueldos y todo aquello que deseen agregarle, esta idea tan maquiavélica realmente no es de Maduro (para variar), ya venía cocinada por Chávez, solo que la vendía como la nueva cedula del venezolano y a fin de cuentas lo que buscan con el carnet es remplazar nuestro sistema de identificación… más control.

En este escenario buscaremos la solución, reaccionaremos finalmente para producir el cambio necesario o solamente nos quedaremos expectantes a ver como se soluciona todo solo y mientras nos quejaremos individualmente sacándoles la madre a los tiranos, cuando sabemos en el fondo que somos culpables también por no alzarnos juntos y poner fin al problema que tenemos en común.

Ser partes activas para lograr la Salida de este régimen nefasto (si se les deja acabaran con la vida de todos) es primordial para lograr el cambio de rumbo, lograr una transición para luego comenzar la transformación del estado, es la hoja de ruta, es el camino para la mejor Venezuela. Pero lo primero es sacarlos y por eso “Que hable la calle, que hable con gente”, todos unidos podemos.

Fuerza y fe.
Maximo Díaz-Estébanez.
@DiazEstebanez

domingo, 19 de agosto de 2018

Amanecimos golpeados.


Y llego el tan esperado viernes rojo, otra devaluación, otra reconversión, otra estafa.
Una estocada más a la ya maltrecha economía venezolana, sin entrar en detalles, esto para toda persona que tenga cuatro dedos de frente debe significar el aumento de las penas y miserias, otro nuevo abismo.

Ante esta realidad que haremos los venezolanos (hablo solo de venezolanos porque al fin y al cabo es nuestro problema y nosotros debemos apurar la solución), ¿Nos quedaremos inmóviles nuevamente?, ¿Seremos meros espectadores ante esta película de horror?, pues señores ante esto debemos actuar ¿el Cómo? siempre ha estado ahí y es la protesta contundente, irreverente, masiva, valiente, pero sin violencia (en la medida de lo posible) y en paz, debemos llenar las calles de gente y decirle a la dictadura aquí estamos y de aquí no nos vamos hasta que dejen el poder, en otras palabras se les acabo lo que se daba.

Esto es una tarea de todos, hasta cuando esperamos que los demás digan que debemos hacer, es que acaso no todos pensamos que esa es la ruta más rápida y la que dicta el sentido común de la gente, de nuestro vecino, del que anda a pie.

Que distintas fueran las cosas, si hace cuatro años se hubiese acatado el llamado de Leopoldo López (hoy preso de conciencia), si los ciudadanos se hubieran unido en protesta sin miedo, hoy no se habría llegado a este miserable viernes rojo y a las nefastas consecuencias que traerá.
Si hay algo cierto en esta vida es que el pasado no lo podemos cambiar pero el futuro si, ya nuevamente las voces se van sumando hacia la misma ruta… la protesta… la calle.
Que hable la calle y que hable con mucha gente.

Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano
Artículo 33. La resistencia a la opresión es la consecuencia de los demás derechos del hombre.
Artículo 34. Hay opresión contra el cuerpo social cuando uno sólo de sus miembros es oprimido. Hay opresión contra cada miembro cuando el cuerpo social es oprimido.
Artículo 35. Cuando el gobierno viola los derechos del pueblo, la insurrección es, para el pueblo y para cada una de sus porciones, el más sagrado de los derechos y el más indispensable de los deberes.
Fuerza y fe.
Maximo Díaz-Estébanez.
@DiazEstebanez

domingo, 12 de agosto de 2018

El Pecado.


Que pecado tan horrible hemos cometido los venezolanos que para expiarlo nos hemos visto sometidos a esta gran maldad, hoy todos los que siguen en el país y los que se han tenido que ir sufren y padecen el infortunio de vivir una vida difícil, dividida, con carencias y que el mundo nos mire con desprecio y desdén cuando no hace más de veinticinco años se nos miraba con respeto y admiración en una gran cantidad de ámbitos, ¿que nos paso?

Cambiar el pasado es imposible, pero cambiar el futuro no, eso lo podemos hacer, lo cual empezara en el momento que asumamos nuestra responsabilidad ciudadana y reclamar con contundencia lo que es nuestro por derecho.

El reclamo ciudadano es fundamental y no solo al régimen sátrapa que nos ha sumido en la más profunda pobreza, sino también a la oposición que en sus innumerables improvisaciones no han logrado el cambio político necesario,  que ninguna acción quede sin reclamo ciudadano de unos y otros.

Cuando veas la barba de tu vecino arder, pon la tuya en remojo… este antiguo refrán popular que simplemente señala el aprender de los males ajenos, nunca ha sido aplicado en Venezuela, desde el inicio de la era del mal o como titula Gustavo Tovar Arroyo su documental “Chavismo la peste del siglo XXI”, muchos vislumbraron lo que se nos venía, pero se hizo oídos sordos, por conveniencia o incredulidad, al menos yo lo pienso así ya que las señales estaban ahí, por ejemplo su amor por la revolución cubana, es que nadie sabía la miseria reinante en Cuba. Ahora como muchos lo habíamos anunciado el atentado contra el tirano (sin caer en teorías de conspiración si fue o no) dio el motivo que necesitaba el régimen para iniciar nuevas persecuciones, ahora sumamos a Julio Borges y Juan Requesens nuevas cabezas de turco, lo más triste es que de nuevo la inacción de la oposición, tal como paso con Rosmit Mantilla, Gilver Caro, Renzo Pietro, Freddy Guevara, solo escuetos pronunciamientos pero acciones nada, ¿les dejaremos solos también?  como dejamos a tantos otros.

Que espera la Asamblea Nacional, para llamar a la insurgencia popular generalizada, ¿es que acaso ellos llegaron a diputados sacando su puesto de una caja de jabón?, ¿no fue acaso una aplastante mayoría de votos lo que los puso ahí (La Asamblea)?, ¿Por qué no cuentan con el pueblo que les asigno la responsabilidad?, ¿están castrados?

Ciertamente muchos de ustedes lectores, saldrán a la primera a decir: ¡esos están vendidos!, ¡todos son colaboracionistas!, ¡tienen el rabo de paja y por eso no hacen nada!, si bien se pueden dar por ciertas algunas de estas aseveraciones, también es cierto que son una minoría, porque creo fervientemente que una gran mayoría de nuestros diputados si están por la labor, la pregunta es cuando la harán.

El camino para acabar esta pesadilla, es salir a la calle en protesta contundente, pacifica pero inflexible, este régimen tiene que irse y se debe estar en la calle hasta que se logre. Lo único que nos ha dado esta dictadura es carencias, hambre, humillaciones, torturas y divisiones veinte años para expiar un pecado es suficiente. Sin temor y unidos lo podemos lograr.

Fuerza y Fe.
Maximo Díaz-Estébanez.
@DiazEstebanez

domingo, 5 de agosto de 2018

Donde está la verdad.


En Venezuela desde hace ya bastante tiempo vienen desapareciendo cosas, no solo como el dinero o los productos de primera necesidad, también han desaparecido medicinas, poder adquisitivo, seguridad, etc,  a esto le sumamos algo que sabemos que existe, pero no sabemos dónde se encuentra en Venezuela y es la verdad.

La verdad termino indiscutiblemente necesario en la vida humana, pero esta al menos en Venezuela se encuentra en la mayoría de las ocasiones oculta, lo que ocasiona es que nos hagamos participes de las teorías de conspiración, lo que la aleja más aún a ella (la verdad), pero en Venezuela es otra cosa, todo va más allá.

En Venezuela la gran mayoría real son “los independientes”, no militan ni siguen a ninguna tendencia política, existen, sufren y padecen el día a día en el país, son esos que quieren ver la ruta a algo mejor, son los más afectados por la falta de información fiable, por el ocultar  o deformar la verdad, afortunadamente la realidad, en esta crisis es tan evidente que todos padecemos el mismo mal y esto es un punto a favor de los que adversamos al régimen, los que queremos cambio, somos más.
El pasado fin de semana las redes sociales reventaban sobre la verdad o no de un atentado contra Nicolás Maduro en un acto de aniversario del grupo más oscuro y corrupto de las fuerzas armadas venezolanas: la Guardia Nacional. En el mencionado acto se escucharon detonaciones distantes, lo que ocasiono por un lado la estampida de todos los efectivos de ese grupo (el coraje de estos, es solo contra marchas indefensas y sin armas) y la activación de la seguridad del dictador, estos sacando sabanas anti balas rodearon a su jefe, de ahí nada más que mencionar.

Este hecho ha generado el eterno choque de opiniones, de que si es real y no una puesta en escena del régimen, para justificar persecuciones, represión, etc. Esto nos hace reflexionar mucho sobre un par de cosas: el hecho en si (el atentado); lo primero a traer a colación es que desde el fatídico día del ascenso al poder del creador del desastre (Chávez), el régimen ha venido denunciando ya incontables veces los supuestos planes de magnicidio o golpe de estado todos estos evitados o detenidos por el régimen (ni un rasguño a sufrido nadie y no sabemos de pantalones afectados), pregunto ¿Es tan efectivo realmente el aparato de inteligencia del régimen? ¿Este supera a todas las agencias de inteligencia del mundo (CIA, MOSSAD; MI5, KGB, FBI, SUDETE)? o quizás se debiera preguntar ¿Es tan bueno el G2 cubano? lo que nos lleva al otro lado de la moneda: ¿Los conspiradores son una especie de escuadrón mete la pata? nunca concretan el objetivo “derrocar al tirano”, ¿son tan mediocres que siempre les descubren? o ¿realmente es todo una puesta en escena?

Lo que es un hecho es que el no tener fuentes fiables y no conocer la realidad de los hechos ocasiona la inacción ciudadana (protesta) y si a esto le sumamos la falta de comunicación de la oposición, imaginen ustedes.

 En lo que si debemos estar claros, es que la posición políticamente correcta es rechazar contundentemente todo acto de violencia que afecte a la vida físicamente, condenar que rechazamos todo acto que pueda generar la anarquía ciudadana, pero también hacemos un llamado al régimen y que escuche la voz de millones que queremos un cambio que ustedes no han sido ni serán capaces de brindar, que en sus manos está el ceder a una salida pacífica a toda esta tragedia producida por ustedes, que la gente quiere que regresen sus hijos, que  el pueblo solo quiere progreso, libertad y pan.

Sin embargo frente a esta situación es la hora de la protesta pacífica pero contundente, las señales están dadas, no perdamos la fuerza, no perdamos la fe, #LaMejorVenezuela está por llegar.

Fuerza y fe.
Maximo Díaz-Estébanez.
@DiazEstebanez



jueves, 2 de agosto de 2018

Todo marcha según lo previsto…


En el año 2008, dirigiéndome a mi trabajo en el auto de un compañero de labores, al pasar por el frente de la Gobernación del Estado Portuguesa, se veía una fila de personas más o menos larga, bajo el sol y el calor inclemente típico de Guanare, todos estaban a la espera de atención de un camión de MERCAL que se encontraba despachando pollo y un par de productos más, le comente a mi compañero de trabajo: “Como es posible que la gente se cale esta cola, bajo este sol con este calor, solo por ahorrase unos pocos bolívares y encima que lo maltraten los que atienden, ¿que se creen que les hacen un favor? ¡esto da la impresión de economía de guerra!”.
Ahora diez años más tarde, caigo en cuenta de que esa situación no era más que el preludio de lo que se avecinaba, esta situación ya estaba prevista por ellos.

Y para aquellos que duden en esto, para el régimen Venezolano, todo marcha según lo previsto, primero crearon a sus enemigos y culpables (La oposición, el imperio, los sith, toda la gama ficticia) para poder justificar los malestares causados, luego comenzaron a habituar a las personas a la falta esporádica de algún rubro o marca favorita del consumidor, mas tarde lo habituaron a hacer filas o colas para adquirir productos a muy bajo costo, estos importados (perjudicando la producción nacional) para favorecer el gran saqueo producto de la corrupción, acaso olvidamos PDVAL, MERCAL y ahora los CLAP,  todo lo mismo, las manos de ellos son las que se llenan, me recuerdo del arroz con sobre precio vendido por la toñeca del mesmo. Por otro lado comenzaron a callar los medios de comunicación denunciantes hasta lograr el mínimo necesario para evitar el crecimiento de la disidencia, ahora haces cola o no comes y si te quejas en voz muy alta puedes hasta ir preso a esto le añadiremos la casi obligatoriedad de tener el carnet de la patria, ¿Dónde quedo nuestra cedula?, ¿Dónde quedo nuestra dignidad y orgullo?.

La miseria generada maquiavélicamente prevista y diseñada para garantizarles el control del pueblo, ese mismo que sufre día tras día, es el legado del hijo de Elena (otra rica más).
Para el régimen todo marcha según lo previsto, todo no, el régimen Venezolano no contaba con unos detalles: en primer lugar la era de la comunicación digital, la información llega en segundos y por múltiples vías (el manual cubano no estaba actualizado para esto), en segundo lugar el régimen no contaba con la incapacidad de sus hijos de calmar su angurria por robar más y más a todo nivel, en tercer lugar no contaba con los lideres jóvenes, con ideales, con ética, con principios, con visión de país, sin ataduras ni vínculos a los vicios del pasado, estos jóvenes como Leopoldo López o líderes estudiantiles universitarios hoy presos o exiliados, no contaba con otros demócratas decentes como Antonio Ledezma, (exiliado)  que eligieron luchar que vender su conciencia y su integridad en pos de un sueño una mejor Venezuela.

Hoy la salida que planteó en el 2014 esa terna maravillosa de López, Ledezma y Machado está más vigente que entonces, basta ya de conversaderas estériles de reuniones de sondeo o diagnostico, o acaso la reunión con Falcón tuvo otra intención, de lo contrario desconocen el sentir del pueblo, además no es como darle mucha importancia a alguien que logro a duras penas dos millones de votos de gente desesperada a ver si se daba el batacazo.

Hoy se escuchan voces desesperadas desde el narco régimen que preside Nicolás Maduro, diciendo “Hay que producir”, “hay que quitar ceros”, “que la moneda sea el petro”, y esto sin contar los mea culpa de algunos otros cínicos rojos, yo les preguntaría a todos los líderes del narco estado venezolano, ¿QUE HICIERON CON LOS MILES DE MILLOSNES DE DOLARES QUE SUPUESTAMENTE INVERTIAN PARA EL DESARROLLO DEL PAIS POTENCIA?, la respuesta todos los sabemos (Andorra, Islas Caimán y demás paraísos fiscales y por supuesto las bolilavadoras)

La gente en la calle es la ruta. Calle y gente, lo demás es viene solo.

Fuerza yFe.

Máximo Díaz-Estébanez Linares
@DiazEstebanez