viernes, 23 de febrero de 2018

Soñar no cuesta nada… o sí.


Un dicho muy popular dice “Soñar no cuesta nada”, pero en la Venezuela de hoy, ese decir no aplica, sobre todo cuando existe una bota opresora sobre nosotros.
Soñar con una Venezuela libre, en democracia real y prospera y expresarlo a viva voz a costado mucho, cientos de muertes, centenares de exiliados y perseguidos, presos políticos o de conciencia, y todo por motivos políticos, por no aceptar que muchos soñamos con una mejor Venezuela y que esta vendría precedida por el cambio político.
La imagen de la Venezuela de hoy es apocalíptica, lo único que le falta es una pandemia o un desastre natural, para terminar de acabar con un país que no hace tanto era la promesa de América del sur.
La llegada de Chávez al poder marco el inicio de toda esta tragedia, en diferentes ocasiones he afirmado que Chávez era solamente el síntoma visible de un cáncer que se venía gestando en la nación, culpa de políticas erradas medio populistas, que sumadas a otra serie de factores en lo que no me quiero extender, le sirvieron la presidencia en bandeja de plata. Ahora bien, si Chávez era el síntoma visible del cáncer, Maduro es la metástasis, con un cinismo sin igual él y la dirigencia de todo su movimiento destrozan todo a su paso, generando cada día más miseria y desesperanza, la pregunta es “esto es reversible” , “podemos salir de esto”.
Erradicar este mal que asola a Venezuela es posible, en UNIDAD, pero antes de crear una UNIDAD NUEVA un FRENTE UNICO NUEVO, hay que limpiar la casa y hacer una purga interna de la vieja UNIDAD, sin complejos ni temores, esto tiene que suceder ya que los hechos pasados y presentes mostraron que personajes están jugando a dos bandas, UN TIMOTEO ZAMBRANO (LO APARTAN Y SE HACE PASAR POR VICTIMA), UN MANUEL ROSALES (CALLADITO DE MOMENTO), UN  HENRY FALCON (LAMENTABLEMENTE PRESENTE AUN), entre otros, lo han demostrado, que más debemos de esperar para tomar la primera, de una serie de decisiones correctas y no ser juzgados y metidos en el mismo saco con estos tristes pendejos.
El dialogo de Republica Dominicana fracaso, cosa que era de esperar,  el régimen no cede y afortunadamente la oposición tampoco (a pesar que un par si quería ceder, TZ, MR y HF), no se llego a nada, pero si llegamos a algo, demostramos nuevamente a la comunidad internacional que si queremos una salida pacífica. En contra parte el régimen sale al paso a mentir (para variar) que si hubo acuerdo, y convoca a unas elecciones adelantadas presidenciales, que por otra parte el gordito gafo de Diosdado quiere sumarle también elecciones a de la asamblea nacional, cosa que ya la comunidad internacional aviso que no las reconocería. Lo más triste de esto es la posición de Rodríguez Zapatero, que sale prácticamente a exigir a la oposición que firme un acuerdo que solo beneficia a Maduro, que quiere mantener Zapatero oculto al tomar esa posición, que tiene Maduro que Zapatero teme y le convierte en paladín de este Narco-gobernante, algo habrá, ya que existieron muchos negocios Chávez – Zapatero en su momento… El tiempo lo dirá.
Ya el camino del dialogo se ha recorrido y la salida electoral se aleja si no logramos la presión en la calle sin retorno en un FRENTE UNICO y UNIDOS, es la hora del valor de enfrentarnos frontalmente contra el régimen y asumir el costo que sea necesario, ellos tienen las armas ciertamente, pero esta vez a diferencia de otras oportunidades es que si nos disparan ellos la comunidad internacional dará un paso para nuestro rescate.
Leopoldo López lo dijo en el 2014 “Que hable la calle y que hable con gente”
Fuerza y fe.