viernes, 8 de diciembre de 2017

El Gran Vacío.

En estos días los que nos mantenemos informados con el día a día de la calamidad que se vive en nuestro país Venezuela, vemos con profunda preocupación el gran vacío dialectico en el tema del después… el después de la salida de los que nos han llevado a esta tragedia maximizada, generalizada y horripilante que vive Venezuela.
Muchos hablan de cómo salir de Maduro, aunque algunos no tan claros, es público que la MUD apuesta todas sus cartas a la salida electoral, aunque no comparto su credulidad, les respeto su postura, por otro lado el movimiento de Soy Venezuela, abogan por la salida de todos los que se encuentran en la posición de poder/autoridad dentro del régimen pero no dicen el cómo, la ruta… esto es ¿cobardía, precaución o desconocimiento?.
Lo que bien es cierto que nadie dice o muestra señales de que se vendrá después, ¿Qué modelo se seguirá?, ¿Cómo se reconstruirá el país? ¿Lo haremos solo los venezolanos o contaremos con apoyo internacional?, ¿Y si hay apoyo internacional, será solo dinero? ¿Qué apoyo tendremos de los países libres? y sobre todo en cuanto al tema económico, que a fin de cuentas es uno de los puntos que más interesa al ciudadano de a pie, que se hará, cual va a ser la política contra la delincuencia, este tema es el segundo en importancia para los ciudadanos.
Estas interrogantes existen por el vacio en el discurso y como convencer a los pocos que aun creen en Socialismo del Siglo XXI, con este silencio sepulcral y esto por no decir de convencer al fanático recalcitrante y necio que desecha hasta los mejores de los razonamientos.
 Lo anterior ha sido solo unos puntos sobre lo que nos atañe en el futuro de la nación y esto es de vital importancia para el ciudadano de a pie.  
Ese vacío dialectico, no solo beneficia al régimen sino que no da seguridad a nadie ni dentro ni fuera del país,  muchas de las personas que miran con objetividad a la oposición y este punto  le produce gran desconfianza, sin contar además de lo inconsistentes que muchos han sido. Y si a esto le sumamos que una parte de la psique del venezolano por lo general aplica aquello de: Es mejor malo conocido, que bueno por conocer… esto se debe cambiar.
Si bien la MUD, con sus errores abundantes y sus escasos aciertos ha sido hasta ahora el poseedor del estandarte de la lucha contra el Chavismo-Madurismo, no ha logrado concretar el acceso al poder, esto en parte a ese vacío dialectico, si bien ha gozado del monumental descontento les ha faltado convencer a muchos de sus oponentes hasta ahora para así dar la estocada final al régimen.
Soy Venezuela  no se presenta como una opción clara, sin un discurso claro de modelo de país (aunque algunas pistas sueltan de vez en cuando), una ruta clara para derrocar al régimen (bastante peligroso) pareciera que esperan a que explote el país por desespero propio, aupándolo con discursos incendiarios moderados, sin guía (más peligroso aun) por falta de un liderazgo claro que aglutine, aunque elevan críticas duras hacia la MUD y muy validas y respetables también dejan un vacio en su discurso.
Venezuela necesita una salida donde todos nos sumemos a un proyecto de país, en Voluntad Popular nos mantenemos firmes en la creencia e ideal de nuestro coordinador nacional preso desde hace casi ya 4 años, Leopoldo López su proyecto político de la #MejorVenezuela, donde todos los derechos sean para todas las personas, para lograrlo la ruta se dijo en el 2014, la salida está en ti.


Fuerza y fe

#LuchemosConMásFuezaPorVzla
#LibertadYa
#YoLuchoConVoluntadPopular
#QueHAYAjusticia
Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias


No hay comentarios:

Publicar un comentario