lunes, 31 de julio de 2017

¿Y ahora qué?


El mayor fraude del chavismo ha sido consumado, el delito ha sido cometido, con tan poco pudor que muchos se han quedado atónitos dentro y fuera de Venezuela, una trampa elaborada desde el inicio por aquellos que pretenden seguir viviendo de la estafa llamada socialismo del siglo XXI.
Realmente estos ignomiosos, pérfidos al pueblo y a la patria, no escatimaron esfuerzo alguno al forzar la única jugada que podían imaginar para sostenerse en el poder que teóricamente los mantendría lejos de la cárcel, la constituyente.
Resumiendo un poco los acontecimientos recientes tenemos que: violaron de distintas formas la constitución (para variar), no consultaron al pueblo si querían o no la  realización de la constituyente, cambiaron las bases comiciales violando así el acto de elección de los constituyentes y por ultimo prepararon la madre de todos los fraudes cometidos por estos, queriendo vender que votaron ocho millones ochenta y pico de personas ese día, fue tal el descaro que ni siquiera permitieron cobertura de los medios como siempre se ha hecho, por todo esto muchos se preguntan ¿ahora qué?.
Lo primero que ya ha sucedió es que la gran mayoría de los gobiernos democráticos del mundo se han pronunciado desconociendo a esa asamblea nacional constituyente y reafirmando el apoyo a la Asamblea Nacional electa en el pasado 2015 y esto estimados lectores es desconocer al régimen que impera hoy en Venezuela, también se empezara una escalada de sanciones tanto a funcionarios como al propio estado venezolano, a este punto existirá alguien que diga “y que con eso, a cuba  le hicieron lo mismo y allí esta”, a esos les puedo decir que los momentos históricos son distintos y el efecto dentro del país será también distinto, hoy contamos con una mayoría probada el 16 de julio y eso es una gran diferencia a la época de la revolución cubana y sus múltiples cobardes.
También debemos entender que entramos en una nueva etapa de la lucha, tanto dentro como fuera del país y mantendremos la no violencia como bandera tanto como sea posible, pero claros en que no podemos coexistir en un gobierno donde los culpables estén presentes, donde los violadores de derechos humanos sean impunes, donde los ladrones no tengan su castigo en eso debemos estar todos claros, como claros estamos que los derechos no se negocian se exigen.
El 30 de julio, puede ser recordado como un duro golpe a la democracia en Venezuela, pero también va a ser recordado como el fin de la triste era chavista, es el comienzo de la resistencia por la libertad, la democracia.
Fuerza y fe.
#LuchemosConMásFuezaPorVzla
#LibertadYa
#YoLuchoConVoluntadPopular
#QueHAYAjusticia
Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias
Si quieres leer otras Reflexiones desde Roca visita www.maximodiaz.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario