lunes, 26 de junio de 2017

La rebelión de los apáticos.

Tres meses de protestas, 90 días de conflicto, un pueblo hambreado, cansado de la maldad, la escases de todo, que no se detendrá hasta lograr el cambio que permita la recuperación del país y volver a la normalidad perdida hace tanto.
¿Pero que falta para llegar al anhelado cambio?, muchos opinan que los militares, pero no los narcos y corruptos de las cúpulas de la oficialidad, ¿entonces cuales?, los de bajo o ningún rango, quizás ese que salió de un caserío escondido en el que su familia y amigos pasan la miseria que día a día vive el venezolano, podría ser el desencadenante, ¿pero cuando pasara eso?, eso sucederá cuando realmente empiece la rebelión de los apáticos, esos que hoy viven dentro de su egoísmo, esos que hoy muchos se niegan a salir con contundencia a enfrentar a la tiranía, esos flojos que esperan desde la comodidad que otros hagan el trabajo, esos que siempre quieren estar en la foto con los vencedores, es que acaso no se dan cuenta que hoy se juega incluso su comodidad.
La situación de Venezuela es irreversible, hoy se grita cambio y ese cambio no puede esperar, los muertos se suman a montones y no solamente por concepto de las protestas, los enfermos sin medicina condenados a la parca, los que mata la delincuencia descontrolada e incluso los que mueren de hambre, todos sumados dan números escalofriantes, los apáticos deben de despertar, demos hacerlos despertar, civiles y militares es su deber sumarse a la lucha y no hay medias tintas o ellos (la tiranía) o nosotros (el progreso), mucho está en juego.
Los venezolanos debemos lograr esta victoria solos, sin intervención de nadie, la victoria nos pertenece y la obtendremos cuando los apáticos surjan y hoy son muchos los que han salido de la apatía dentro y fuera de Venezuela, porque lo dijo Leopoldo López, “El peor adversario no es Maduro ni la élite corrupta que lo acompaña, sino la desesperanza, el pesimismo. Y siendo estos nuestros principales adversarios, la lucha se ubica primeramente en el terreno del ánimo, de nuestro espíritu, de nuestras convicciones. Es ese el primer terreno de nuestra lucha, el terreno de nuestras convicciones y es allí, en el ámbito del espíritu, en donde estamos obligados a ser inquebrantables"  
He inquebrantables nos mantenemos en Voluntad Popular, porque sabemos que somos el fututo y nada nos detendrá.
Fuerza y fe.
#QueHAYAjusticia
#VzlaLuchaConFuerzaYFe
#LibertadYa
#YoLuchoConVoluntadPopular
Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com
Si quieres leer otras Reflexiones desde Roca visita www.maximodiaz.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario