domingo, 2 de octubre de 2016

Ciudadanos de segunda.

La diáspora venezolana roza ya los dos millones de personas que por distintas razones abandono la tierra de Bolívar,  esto es público y notorio, muchos de estos nuevos inmigrantes, en algunos casos nuestros hermanos logran el objetivo y triunfan en tierras extranjeras, en otros no lo logran y pasan todas las penurias, exclusiones e innumerables problemas que significa ser emigrante.
El CNE, genuflexo a la voluntad del régimen, negó la participación de los venezolanos en el exterior en el referendo revocatorio, esto sumado a la negativa constante, violando los derechos civiles y electorales, además de sus propias leyes a la apertura del Registro Electoral en el exterior, donde los consulados ultimo eslabón de la cadena de gobierno en el exterior, niegan nuestro derecho usando las más variopintas mentiras se niegan los buenos oficios para elevar nuestro reclamo en esto y en otros temas sensibles a nuestra comunidad.
Los venezolanos en el exterior no somos ciudadanos de segunda, muchas son las razones que demuestran que el régimen nos ve de esa forma, no es solo el tema electoral, también a los pensionados y jubilados se les trata de esta forma, negándoles su dinero, este ganado (y muy bien por cierto) por años de trabajo al país, hoy destrozado por una supuesta revolución que realmente ha sido una gran asolada de robo, muerte y miseria, dañando todo a su paso hasta valores éticos y morales, los estudiantes son otro grupo al cual el gobierno le dio la espalda dejándolos desprotegidos en tierras extranjeras.
Tales son los problemas que enfrentamos los venezolanos en el exterior, que la Asamblea Nacional en Venezuela, elevo un decreto de Emergencia Migratoria Humanitaria, este con la finalidad (entre muchas cosas) de que nuestros hermanos puedan evitar deportaciones, solicitar ayudas y en el caso de los estudiantes puedan poner al tanto a las universidades de la realidad que hoy viven.
Muchos de los venezolanos en el exterior añoran ver el momento de la salida del régimen, quieren retornar a reconstruir la nación hoy destrozada, muchos de estos criticados, descalificados por propios y ajenos, muchos que a pesar de no tener un tricolor tatuado y mostrarlo todos los días, viven con una lagrima en el alma y se manifiesta al escuchar un alma llanera, estos venezolanos trabajan desde su trinchera, muchos de forma anónima, otros no tanto, todos multiplicando el esfuerzo y trabajando  para regresar de la dictadura a la democracia, lucha incansable e indetenible porque como lo dijo nuestro coordinador nacional Leopoldo López “El que se cansa pierde”.
Fuerza y Fe.
#LuchaYCambio
#RevócaloEnLaCalle
#YoLuchoConVoluntadPopular 

Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com
Si quieres leer otras Reflexiones desde la Roca visita www.maximodiaz.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario