sábado, 15 de noviembre de 2014

Hoy Podemos… Mañana Franco.

“Hegel dice en alguna parte que todos los grandes hechos y personajes de la historia universal aparecen, como si dijéramos, dos veces. Pero se olvidó de agregar: una vez como tragedia y otra vez, como farsa.” Carlos Marx (En su libro El 18 de Brumario de Luis Bonaparte)
A esta frase yo le agregaría La historia tiende a repetirse en sociedades que no aprenden de esta.
Hoy el tema de moda en el ámbito político es el de Podemos, tanto para Españoles como para  Venezolanos, sobre todo para los Venezolanos, que ven con terror a este movimiento por sus similitudes y relaciones con el gobierno Bolivariano, el cual financia alegremente a este en su búsqueda insaciable de aliados para el desastre.
En el caso de los venezolanos radicados en el Reino de España, muchos se han convertido en profetas del desastre, agoreros de la tragedia ya que piensan que la gente de España son como los Venezolanos de 1998, que buscaban un cambio a la situación Política de ese entonces y cayeron en las manos de un manipulador y resentido populista, que a diferencia de España, en  Venezuela no se contaban con antecedentes propios de lo que era un populista o por lo menos esta clase de populista, ni de lo que pudiera ocurrir y ocurrió en Venezuela,  la muestra a la vista esta, la realidad de hoy.
La España de hoy se diferencia abismalmente de la Venezuela del 98, a pesar de las similitudes de descontento con los políticos del bipartidismo y con realidades como el paro, la corrupción y los escándalos fiscales que están a la orden del día.
En la España de hoy, a diferencia de la Venezuela del 1998, se viene gozando (a pesar de la crisis) de un estado de bienestar que es muy defendido por todas las corrientes políticas existentes dentro del estado, en Venezuela, incluso hoy, muy pocos conocen el concepto de estado de bienestar. En España hoy, a diferencia de la Venezuela del 98, el ciudadano común posee un criterio político-ideológico con mayor madurez que la del venezolano medio.
La España de hoy, a diferencia de la Venezuela del 1998, es una monarquía parlamentaria, es decir tenemos un Rey que da o daría la última palabra en temas de interés nacional, y si en el devenir de los acontecimientos este temido movimiento PODEMOS llegara al gobierno y empezara como su mentor Venezolano a destruir las instituciones del estado, tenemos una instancia superior El Rey.
En la España hoy, existe una amplia clase media, a diferencia de la Venezuela del 98 que esta venia en caída libre desde la segunda mitad de los años 80, por lo tanto el resentimiento de exclusión es mucho menor.
En fin son innumerables las diferencias entre la España de hoy y la Venezuela del 98.
Los Venezolanos que hemos vivido en carne propia la horrenda historia reciente, lo que trajo el populismo o lo que se conoce como socialismo del siglo XXI, tenemos el deber de contar la experiencias a nuestros vecinos, y recodarles que este movimiento llamado PODEMOS apoya la sistemática violación de los derechos humanos en Venezuela, que apoya la persecución a la disidencia Política y además se beneficia de un financiamiento de Venezuela, (llámese como quiera)  que lo hace cómplice de la corrupción en Venezuela.
No debemos ser agoreros de futuros nefastos, nuestra experiencia y realidades no son las españolas y bien sabemos que España no es Venezuela… Pero si existiera la posibilidad de una locura colectiva y le dieran a este movimiento el Gobierno del Estado recordad la historia y sabed que allí está un Franco tras bastidores, la historia ya se conoce.
Fuerza y Fe.

Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular
Islas Canarias

@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com
https://www.facebook.com/voluntadpopularcanarias
www.voluntadpopular.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario