miércoles, 3 de diciembre de 2014

El socialismo antítesis de la democracia

Es en esos términos y no bajo la errada aceptación del socialismo como variante democrática, como corresponde plantear la disyuntiva existencial que embarga a Venezuela desde la "Masacre del Silencio" el 11 de abril de 2002.  El socialismo es una ideología esencialmente incompatible con la democracia pues siendo ésta una doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno, ninguna mayoría popular permitirá jamás, voluntaria y conscientemente el ascenso al poder político de quien siempre buscará esclavizarla.

Porque el socialismo como el "Sistema de organización social y económico basado en la propiedad y administración colectiva o estatal de los medios de producción y en la regulación por el Estado de las actividades económicas y sociales, y la distribución de los bienes" ello según definición de la Real Academia Española, siempre que asciende al poder político degenera en el caos tal como ocurre en nuestro país desde hace ya 12 años. Si esto es así: ¿Cómo se explica entonces que esa marca llamada socialismo "venda" tanto a la fecha presente? Simple: La radicalidad del pensamiento socialista no tiene su base en los métodos para alcanzar el poder político, sino más bien en la concreción de tal objetivo. Así entonces nada les resulta mejor que la conocida mutación a demócratas para ganar oportunamente el favor popular.

Luego, y sólo luego, una vez afincados en el poder, proceden a mostrar su verdadero rostro esclavista. En la isla-cárcel Cuba fue mediante la insurrección armada bajo la bandera del nacionalismo y la democracia; derrocado el tirano de turno se mostraron como socialistas, negando de seguidas cualquier posibilidad de comicios auténticos, de eso van ya 55 años.

En Chile usaron el pacifismo y humanitarismo de Salvador Allende para hacerse del voto popular, aplicando a continuación la "cartilla" socialista: estatizaciones de empresas privadas, control de precios, lucha de clases y demás etcéteras.

En Venezuela conocemos nuestro guión, lo padecemos día tras día, pero luchando, con la esperanza no sólo de salir a la brevedad de esta pesadilla llamada socialismo sino además abrigando el deseo de su total desaparición como alternativa política entre los pueblos del mundo.

¿Sería entonces posible alguna victoria electoral del socialismo, en comicios generales auténticos? De allí nuestro apoyo para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, que en manos de la voluntad popular legítimamente expresada devuelva para Venezuela un régimen democrático de libertades.
Tenemos Prohibido olvidar a nuestros presos políticos Leopoldo Lopez, Antonio Ledezma, Daniel Ceballos y nuestros estudiantes.
#YoLuchoConVoluntadPopular 
#CambioUrgente

Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias
@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario