domingo, 26 de junio de 2016

El Triunfo en la OEA.

El pasado jueves 23 de junio, se logro en la OEA , una de las mayores victorias internacionales en la lucha por el rescate de la democracia en Venezuela, por primera vez en 17 años, en un organismo hemisférico se trata el tema de la regresión democrática y rompimiento del hilo constitucional en Venezuela, esto fue presentado en un informe de 132 páginas, con diferentes anexos bien documentados, con cifras y con hechos verificables.
Este informe fue producto del trabajo del Secretario General Luis Almagro, quien con mucho empeño y luego de haber observado de cerca la situación en nuestro país, valientemente decide, pese a todas las críticas y ataques recibidos, encarar y desenmascarar  al régimen venezolano.
El contexto en el que se logra este objetivo, es en primer lugar observar la crisis humanitaria que estamos atravesando ( nunca antes en la historia del país se había tenido unos niveles de desabastecimiento de medicinas y alimentos que rozara el 80%), en segundo lugar una inflación que sobrepasa los 3 dígitos, en el tercer puesto el alto nivel de conflictividad social e inseguridad personal, lo que reduce considerablemente nuestras libertades, el cuarto punto es el  desconocimiento de la voluntad popular expresada en las elecciones del pasado 6 de diciembre de 2015 y la persecución a la disidencia política que hasta ahora totaliza 112 presos políticos y una gran cantidad de exilados.
¿Qué viene ahora?
Ante la constante pregunta de que si se aplicó o no la Carta Democrática, la respuesta es la siguiente: Desde el momento en que el Secretario Ejecutivo, apoyándose en el artículo 20 de la CDI, convoca al Consejo Permanente para exponer el informe de Venezuela, la Carta ya se invoca. Es una potestad del Secretario Ejecutivo explícita en ese artículo.
El jueves 23 de Junio (día que pasara a la historia en la lucha por la democracia de Venezuela), la representación del régimen de Venezuela intenta confundir al foro, cuando en una táctica dilatoria, solicita que se apruebe el orden del día, donde se iba a exponer ese informe. Allí empiezan a concretarse los cambios que tanto hemos trabajado en los últimos meses ya que se produce una votación que pierde la delegación de Venezuela 20 a 12 con 2 abstenciones.
¿Qué significa eso?
El Sectario General Luis Almagro puede leer el informe y desde ese momento entonces se pasa a la evaluación colectiva de la situación en nuestro país. Aquí ya obtenemos una victoria porque se coloca en la agenda de la OEA el caso venezolano y a partir de este momento empieza la búsqueda de alternativas diplomáticas que permitan solucionar la crisis.
¿Qué debemos hacer y qué esperar?
Como miembros de la Alternativa Democrática debemos continuar buscando los apoyos necesarios para solucionar la crisis por medio de diversas herramientas que la misma CDI tiene para solucionar: los good diplomátics intentions (buenas intenciones diplomaticas) y el más extremo de todos, que es el retiro de Venezuela de la Organización por rompimiento del hilo constitucional. Esta última medida no la acompañamos ya que podría ser contraproducente para nosotros mismos.
Los good diplomátics intentions son un abanico de posibilidades que permite aumentar la presión sobre el gobierno para poder: a) Convocar a referendo revocatorio este mismo año, b) Declarar crisis humanitaria y aceptar la ayuda internacional, c) Respeto a las decisiones de la Asamblea Nacional y d) La libertad de todos los presos políticos y retorno de los exiliados a Venezuela. Entre esas posibilidades se encuentran la negociación directa, la mediación, la visita de una comisión de alto nivel e incluso de cancilleres de la región, además de otras que se puedan ir construyendo con la ayuda del hemisferio, claro que aquí juegan también el preciso manejo de los intereses comerciales y financieros, herramientas válidas en las relaciones internacionales.
En este marco podemos encuadrar el famoso diálogo que tanto habla el régimen, que aún no se ha iniciado, además de que no sea solo cooptado por un sector, sino que se involucren a diferentes actores avalados por la OEA y además tenga el sentido de urgencia de la crisis venezolana. Está claro que tenemos que dar una rápida respuesta a los venezolanos porque sino la crisis empeorará y nuestra principal misión es evitar eso a toda costa.
Los cambios geopolíticos.
Sumado a todo lo anterior que se explica anteriormente hay que tomar en cuenta un último factor: los cambios geopolíticos en la región. En un rápido análisis basado en la votación del 23. La primera conclusión: el Caribe está dividido, ya no son un gran bloque homogéneo, 3 países votaron en contra de Venezuela, 2 se abstuvieron y 7 a favor. Si es verdad, que siguen siendo un gran numero pero se reducen las distancias, los grandes salvo República Dominicana no apoyaron a Venezuela. La segunda conclusión: UNASUR a pesar de ser la trinchera internacional favorita del régimen voto mayoritariamente, 9 votos, en contra de Venezuela y solo 3 a favor. Allí se ve claramente la posición de Brasil y Argentina. La tercera conclusión: MERCOSUR se alineó completo y los 4 fundadores más Chile votaron en contra de Venezuela, que ¿evidencia eso? Que el gobierno de Venezuela no ha sido capaz de mantener el compromiso financiero con sus socios, lo que ha reducido el margen de acción y evidentemente la caída de Lula y Dilma ha repercutido en su influencia de la zona. La cuarta y última conclusión: sacamos a México de su tradicional abstención y se convierte esta nación en un baluarte en la defensa de las garantías democráticas en el continente. Dicho por ellos mismos, la Doctrina Estrada no será interpretada complacientemente.
Indudablemente el gobierno venezolano ya no tiene la misma posición de fortaleza regional que tenía durante los años de la bonanza, no sólo porque no tiene dinero para seguir regalando, sino porque ha quedado desnudo como un violador de derechos humanos y ¿a quién le gusta ser amigo de un régimen así?
El régimen de Maduro esta cada día más solitario, esta derrota internacional dentro del grupo de países americanos, además de el logro de la validación de las firmas, pese a todos los obstáculos puestos para evitarlo, también al otro lado del charco, se estanco PODEMOS que en las aspiraciones del régimen lo necesitaba como medio para silenciar nuestras voces en Europa, que piden por el rescate de la democracia en Venezuela. Leopoldo López, nos mostro el camino, una salida democrática y constitucional y en el país mientras muchos medios callan, que hable la calle y la calle habla y ya lo voz de esta es tan fuerte que el mundo escucha su grito.
Fuerza y Fe.
#LibertadYA
#CambioYA
#RescatemosVenezuela
#CanalHumanitario
#YoLuchoConVoluntadPopular 

Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario