domingo, 27 de marzo de 2016

Hogar.

Hoy día, tras leer cientos de noticias, que por cierto no son nada alentadoras, vemos que poco nos queda de nuestro hogar, si, ese sitio que nos vio crecer, nos dio amores, risas, triunfos, fracasos, que nos ofreció estudios y marco nuestras profesiones, en fin muchas cosas.
Desde el día en que Chávez comenzó su carrera por Miraflores, en ese preciso instante comenzó a destruir nuestro hogar, con un discurso incendiario, aglutino todo lo peor que albergaba el ciudadano común, rabias, odios, deseos de venganza a la clase política y lo peor es que consiguió su objetivo hacerse con el poder gracias al odio, todo esto lo logro condensando todos esos sentimientos destructivos en un término político - publicitario que ahora se escucha y sabe amargo: Patria.
Hogar y patria podrían colarse como si tuvieran el mismo significado y quizás de algún modo se empeñan en que sea así, pero nunca se podrá hablar de patria y hogar como una misma cosa. Lo primero es individual y sagrado para muchos, lo segundo es colectivo persigue unificar el pensamiento.
La palabra hogar se usa para designar a un lugar donde un individuo o grupo habita, creando en ellos la sensación de lazos afectivos, seguridad y calma (cosa que hoy no sucede en Venezuela en estos momentos); Patria suele designar la tierra natal o adoptiva, donde el individuo se siente ligado por lazos culturales, históricos o por ser el lugar donde se nace, el significado suele estar unido a connotaciones políticas o ideológicas, así como de uso propagandístico y he aquí donde comenzó la destrucción de Venezuela como nuestro hogar, nos vendieron patria, y con eso nos dividieron, nos hicieron extraños en una misma tierra y por eso hoy el país se encuentra en el lamentable estado actual, mucha patria y poco hogar, no solo es la carestía de bienes y servicios básicos, no es el deplorable estado de las vías y alumbrado público, es el  ausente valor que se le da a la vida, la poca solidaridad existente, es el canibalismo existente en la calle, donde impera la ley del más fuerte, lo que realmente seria la ley del mejor armado.
Ese concepto de patria, que debería usarse de manera puntual, solo para discursos y uno que otro señalamiento, debemos cambiarlo, combatirlo y  darle a todos los ciudadanos una nueva visión de estado, que sea basado en el concepto hogar, un país hogar, un estado hogar, donde prevalezcan los valores de hermandad, de solidaridad, de compañerismo, en un hogar en toda regla se cuidan unos a otros; en un hogar se llega a entendimientos a pesar de las diferencias de pensamientos; en un hogar se genera sentimiento de pertenencia y por eso se cuidan sus cosas; en un hogar se corrige y se enseña con libertad; en un hogar es donde se forjan valores, esa es la Venezuela que queremos, la que podamos llamar hogar #LaMejorVenezuela.
Hoy patria en Venezuela es: Corrupción, una de las más grandes del planeta; Inseguridad más fácil es morir por la delincuencia que de muerte natural; Sin libertad de expresión, censuran a medios, ahogan a la prensa sin papel; Persecución política, cientos de presos políticos como Leopoldo López y los estudiantes por alzar sus voces exigiendo #LaMejorVenezuela.
Patria y hogar son muy diferentes, desde Voluntad Popular luchamos para que “Todos los derechos sean para todas las personas” y para que todos podamos llamar con orgullo  “Venezuela es nuestro hogar”.
Fuerza y Fe.
#RenunciaYa
#CambioYa
#LibertadYa
# YoLuchoConVoluntadPopular 

Máximo Díaz-Estébanez Linares
Coordinador Voluntad Popular Islas Canarias

Síguenos en las redes sociales:
@VPCanarias
vp_canarias@hotmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario